showrooming

En los últimos meses se habla más del Showrooming, un cliente va a la tienda, ve el producto, lo prueba y se convence, finalmente a la hora de hacer la compra prefiere hacerla por internet y no adquirirlo en la tienda donde obtuvo la demostración.

Son varios los factores que provocan este comportamiento, el principal es el conseguir un costo más bajo por el producto.

¿Que pueden hacer las tiendas físicas para competir?

Es cierto que es difícil competir con el precio que ofrece una tienda en línea, pero existen muchos otros factores que lograrán hacer que el cliente que ya atendiste se quede finalmente contigo:

1.- Tiempo de entrega

Muchas tiendas en línea tienen tiempos de entrega de varios días o hasta semanas, este es un factor a tu favor si tu cliente puede llevarse el producto en ese mismo instante.

2.- Costo de envío

En productos de bajo costo puede resultar más caro el envío que el costo del producto en si, las tiendas en línea no pueden competir si el cliente se lleva el producto en el momento de la compra.

3.- Cambios o devoluciones

Para un cliente es mucho más fácil regresar a la tienda para pedir un cambio o devolución que costear el envío del producto a la tienda y peor si además tiene que pagar nuevamente para que le envíen el producto que cambió de regreso, aparte del tiempo que tarda que regularmente es de varios días.

4.- Servicios post-venta

Has pensado en ¿enseñarle al comprador a usar su producto?, ¿ofrecer alguna garantía extra?, ¿algún vale electrónico? las opciones son muchas, piensa en la infraestructura con la que cuentas y que “plus” puedes darle a tu comprador que no te genere grandes gastos o mejor aún, que enamores a tu cliente y se convierta en un comprador fiel.

Extisten muchos factores más que influyen a la hora de generar la compra, te comparto algunos enlaces que hablan sobre el showrooming para que lo conozcas más a fondo y sepas utilizarlo a tu favor:

El fenómeno del showrooming aumenta un 400% durante el último año

Cómo afecta el Showrooming al pequeño comercio y las recomendaciones para combatirlo

El showrooming y el webrooming planteados como la guerra de los mundos

El showrooming llegó para quedarse, hay que aprender a vivir con el y a sacarle el máximo provecho, recuerda para muchas personas el precio no es lo único, así que no lo veas como tu única oportunidad de ganártelo.